¿Esto que te está pasando es Karma?




Hasta donde sé, las enseñanzas dicen que sí. Todo nos pasa por Karma.

Pero sabes qué es exactamente el Karma? La ley del Karma?

La ley del Karma es una de las principales leyes del Universo.

La primera es la ley del Dharma, seguida por la ley del Karma. Hay más leyes que tendremos más adelante oportunidad de examinar aquí juntos

“Karma” significa acción, y el enunciado resumido de la ley del Karma es “toda acción produce una reacción que es igual en sentido contrario”.

Acción-Reacción.


Seguramente habrás escuchado o leído que el Karma nos viene de vidas pasadas. Efectivamente, las enseñanzas nos dicen que traemos Karma de vidas pasadas, es decir que esta vida, en esta encarnación, debemos sí o sí pasar por situaciones “impuestas”, que no son más que la compensación de lo que hicimos en otras vidas. No es predestinación porque a cada uno nos pertenece reaccionar de una manera u otra en cada situación.

El Karma no castiga, compensa, equilibra. El Universo funciona en total armonía y equilibrio, cada vibración enviada al universo trae otra vibración “igual en sentido contrario”

¿Pero realmente importa si lo que estoy viviendo me viene de Karma de vidas pasadas? ¿Qué gano sabiendo que es así? Para qué necesito saber porqué? Lo único que importa es lo que me está pasando ahora, lo que estoy viviendo y nada más. Ni el porqué ni tampoco el para qué (aunque este último puede que sí sea más interesante investigarlo).

No importa lo que hayas hecho en vidas pasadas para “merecer esto”. No lo puedes cambiar de todas formas, el Karma es sí o sí, y para todo el mundo.

Entonces, ¿para qué dar vueltas a algo que no puedo cambiar? ¿Para qué investigarlo? No es útil, no nos sirve en nuestra vida de ahora y aquí.


En cambio, la ley del Karma es una herramienta muy útil si sabes usarla a tu favor.

Como cada acción tiene una reacción, observa: significa que puedes libremente elegir la reacción que quieres recibir.

Así de sencillo. ¿Cómo quieres que sea tu vida en el futuro? ¿Amable, sonriente, amorosa, abundante? O al contrario ¿desagradable, llena de ira, de rencor?

Ya lo sabes, si quieres recibir amabilidad y amor, empieza por sembrar amabilidad y amor. Si quieres recibir ira y rencor, empieza por sembrar ira y rencor. Tú decides.


Esto es lo maravilloso de la ley del Karma y de todas las leyes del Universo: somos totalmente libres de usarlas a nuestro favor o no. Cuando sabes que existe esta Ley y cómo funciona, cuando te das cuenta de que nada ocurre por casualidad, que todo lo que cosechas es lo que has sembrado, puedes usarla y construir tu vida.

“Lo que siembras cosechas”, tú decides.

Gracias por haber llegado hasta aquí, ahora a sembrar flores en el jardín del mundo!

Céline/Muktakesi

67 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Ahimsa