Estrés y ansiedad... ¡tú puedes!

Estos días acuden a mí alumnos y amigos para contarme sus pocas ganas de levantarse por la mañana, su desánimo antes las circunstancias, su miedo al futuro, la ansiedad que les provoca el no sentirse seguros...

La sociedad suele reagrupar todas esas sensaciones en una palabra: estrés.

Me he dado cuenta que el término agrupa muchas emociones diversas.

Lo primero sería identificar cuál sería la emoción en ti: miedo? tristeza? rabia? resignación?



No te voy a abrumar de frases espirituales tipo "es una oportunidad" o "todo pasa por algo". No lo haré, aunque sí son verdades como un puño.

Pero no, cuando no te puedes levantar por la mañana, no ayuda.


Lo que me anima a escribir es ayudarte desde mi experiencia, desde lo que para mi funcionó y si quieres a salir de este embrollo emocional, de esta situación gris y sofocante típica de nuestra sociedad "desarrollada" (?), con consejos muy prácticos, muy de tierra, la tierra es la que nos sostiene y nos ancla al presente.


Primero: PARA

Seguro que en tu día tienes 5-10 minutos en los que puedes parar. Realmente. Sin pantallas ni nadie. Donde y cuando sea, encuentra el momento y el sitio, todo el mundo puede encontrar esos 5-10 minutos.


Segundo: RESPIRA

Ahora que has parado, concentra toda tu atención en tu nariz. ¿Sientes que el aire entra y sale? ¿Sin que tengas que hacer nada? Tu cuerpo respira todo el día, aunque no te des cuenta. Estás respirando, estás viva. Estás aquí, estás ahora. La Vida está entrando en ti y se lleva en cada exhalación lo que ya no sirve.

Inspira energía, Vida.

Exhala lo usado, lo que pasó ayer, esta mañana... todo. Exhálalo todo.

Estás respirando, estás viva. Es lo único que importa.


Tercero: ÁNCLATE

Encuentra el punto de anclaje en ti.

Puede ser tu respiración, puede ser la punta de la nariz, lo que sea que a ti te venga bien.

Recuerda ese punto y vuelve a él todas las veces que haga falta cuando te encuentres (otra vez) estresada, ansiosa, triste, desanimada....


Nada más, vas bien.

Seguiremos.

Tú puedes, y no soy de esos "coaches motivacionales" tan de moda.

Como tú viví esas situaciones, te comparto lo que a mí me enseñaron y me salvó.


¡Se puede!

Con mucho Amor, y confianza.

La ansiedad y el estrés no son una fatalidad, tienes en ti todo el potencial necesario para salir.


Ánimo, con mucho cariño

Céline - Muktakesi




49 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Ahimsa